¿Cuán injusto puede ser el libre comercio? La mentira del libre comercio

¿Cuán injusto puede ser el libre comercio? El reportaje muestra los trucos, engaños y amenazas habituales en el comercio mundial.

Y no sólo por parte del presidente norteamericano Donald Trump o de la potencia económica China, sino también de la Unión Europea. Sólo que todo esto permanece en gran parte oculto. “América primero” exige Donald Trump, y critica a Alemania como líder exportador mundial, establece aranceles punitivos y amenaza con medidas proteccionistas. Parece que el nuevo proteccionismo podría volver a cerrar las fronteras. El aislamiento puede ser una de las consecuencias. El libre comercio que tanta prosperidad promete, ¿amenaza ahora al mundo globalizado? Son muchos los que se sienten los perdedores de la globalización, excluidos de sus bendiciones: ¿tienen razón? Probablemente los verdaderos ganadores del libre comercio y la globalización no sean los ciudadanos y ciudadanas. Por esta razón, todos deben preguntarse si el comercio totalmente liberalizado es siempre la mejor solución. El reportaje lo muestra con ejemplos simples tales como cebollas, azulejos o bicicletas: en Alemania, Suiza, Estados Unidos y Camerún.

Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial en 1945, Estados Unidos comenzó a liderar los esfuerzos para construir un sistema liberal de comercio global.

Escalada de la Guerra Comercial

Esto se tradujo en muchos menos obstáculos gubernamentales para el comercio y más crecimiento económico. Desde entonces, los exportadores estadounidenses han disfrutado de tremendos beneficios en cuanto al libre comercio y, al mismo tiempo, han tenido que lidiar con la competición en otros países. Pero las cosas parecen estar cambiando en la actualidad, cuando Estados Unidos está abandonando aparentemente el liderazgo de la economía global.

Estados Unidos, alguna vez el campeón del libre comercio, actualmente le está haciendo la vida imposible a sus socios y rivales comerciales de larga data. Bajo el liderazgo del presidente Donald Trump, EE.UU. está implementando políticas comerciales cada vez más proteccionistas. Esto está en línea con la promesa de la campaña de “Estados Unidos primero” de Trump.

China: EEUU ‘abre fuego’ contra economía mundial con sus tarifas

EE.UU. está prendiendo fuego al mundo con su guerra comercial que, según lo previsto, comenzará este viernes, advierte el Ministerio chino de Comercio. Tras meses de amenazas con subir tarifas a las importaciones chinas, Estados Unidos iniciará mañana viernes a cobrar aranceles sobre productos hechos en China por valor de 34 000 millones de dólares.

“Las medidas de EE.UU. atacan fundamentalmente la cadena del suministro a nivel mundial. Sencillamente dicho, EE.UU. está prendiendo fuego el mundo entero, incluso a sí mismo”, ha indicado este jueves el portavoz del Ministerio de Comercio de China, Gao Feng, citado por la agencia británica de noticias Reuters. En una rueda de prensa celebrada en Pekín, capital china, el funcionario ha advertido de que las nuevas tarifas, promovidas por la Administración estadounidense, presidido por Donald Trump, no solo afectan a las compañías chinas sino a las de otros países y del mismo Estados Unidos.

Ante esta situación, ha agregado Gao, China no se doblegará ante las amenazas y el chantaje de Washington y defenderá el libre comercio y un sistema multilateral. El portavoz chino, no obstante, ha asegurado que Pekín “protegerá” los derechos legales de todas las empresas extranjeras fundadas en el país, las estadounidenses incluidas, a la hora de aplicar “medidas equitativas”.

Los mitos del libre comercio

Aunque Pekín enfatiza que no será quien “dispare el primer tiro” en esta guerra comercial, ha prometido tomar represalias equitativas en cuanto al monto tarifario. La Aduana china también ha dejado claro este jueves que las nuevas imposiciones se implementarán sobre las mercancías estadounidenses “inmediatamente” tras la aplicación de los mismos cargos sobre los productos chinos. Pekín ve en las acciones de Estados Unidos la intención de imponer su dominación y de “reprimir” el crecimiento económico, el desarrollo científico y tecnológico del país asiático.